viernes, 9 de noviembre de 2012

EDISON, UN GENIO CON MALAS NOTAS POR MICHELLE

THOMAS ALVA EDISON

Edison nació el 11 de febrero de 1847 en Milan (Ohio), era hijo de un chamarilero de origen holandés y una institutriz de bajo nivel cultural. Se casó a finales del año 1871, con Mary Stilwell y falleció en West Orange el 18 de octubre de 1931. 

Aunque hoy podemos considerarlo un genio, no siempre fué así, tan sólo asistió a la escuela durante tres meses en Port Huron. Su madre se encargó de darle la formación elemental con diez años de edad se preocupó por proveerle de libros de ciencia, concretamente de física, e incluso de instalarle un pequeño laboratorio de química en el propio hogar.

A pesar de no haber sido un gran estudiante, le gustaba hacer muchos inventos muy útiles por lo que sus conciudadanos le señalaron en las encuestas como el hombre más grande de Estados Unidos. Su fama se propagó por el mundo a medida que la luz eléctrica se imponía. Por lo que se pudo ganar la vida vendiendo sus inventos.

Tuvo su primer trabajo a los  12 años vendiendo periódicos. Tras una valerosa hazaña en la que salvó la vida del hijo de un jefe de estación, le recompensaron con la realización de un curso de telegrafía, durante lo cual creó su primer invento destacado, un repetidor telegráfico. Gracias a ello empezaron a reconocerle y trabajó más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Entradas populares

Aprende mirando

Loading...