lunes, 18 de abril de 2016

Alma maldita

La historia comienza cuando la noche anterior, en la biblioteca nueva, los libros comenzaron a cobrar vida.
Los libros brillaban con una poderosa luz dorada, y los personajes de cada historia salieron de aquellas nuevas y bien olientes hojas. 
O casi lo consiguen, al menos casi todos. Algunos salieron con extrañas mutaciones en las extremidades, otros simplemente su esqueleto o incluso muertos.
Pero hubo un par de personajes que salieron ilesos de aquella llamada a otro mundo. 
Un caballero sin nombre con una fuerte y resistente armadura de hierro, una espada corriente y un escudo que parecía que iba a romperse en cualquier momento.
El otro era un mago, ciego, con vestimentas largas y anchas. En su mano derecha llevaba un bastón largo muy antiguo. En la mano izquierda un libro con polvo entre sus olvidadas hojas, escritas en un idioma que nadie conoce.
De todas esas abominaciones, una era la peor de todas: un lobo.
No era un lobo cualquiera. Era gris oscuro, con los ojos naranjas, dientes largos, patas robustas y un carácter fatal. Su mera presencia ejercía una presión a todos alrededor, costaba respirar y mantener la vista abierta.
El caballero y el mago, aterrorizados por dentro y sacando pecho fuera, lanzaron sus mejores ataques contra el animal sin motivo. Pero el astuto, veloz y superior animal fue capaz de esquivar sus ataques sin problemas.
Trataron con todas sus fuerzas asestarle un simple golpe, pero fue inútil.
El lobo ,cansado de tanto aburrimiento y simpleza, se abalanzó sobre sus enemigos y con un mordisco a cada uno, los mató. 
Al amanecer, el guardia de seguridad entró y vio al pobre animal tumbado y asustado.
Todo había sido un sueño.
¿Verdad?


1 comentario:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Entradas populares

Aprende mirando

Loading...