miércoles, 23 de noviembre de 2016

Albert Einstein, un genio con malas notas.


Albert einstein (jcgg) 

VIDA LABORAL DE EINSTEIN
Ese mismo año (1902) consiguió un trabajo permanente en la Oficina de Patentes, en Suiza.
Einstein obtuvo la plaza de Professor de física teórica, el equivalente a Catedrático, en la Universidad Alemana de Praga.

En 1913, justo antes de la Primera Guerra Mundial, fue elegido miembro de la Academia Prusiana de Ciencias. Estableció su residencia en Berlín, donde permaneció durante diecisiete años. El emperador Guillermo le invitó a dirigir la sección de Física del Instituto de Física Káiser Wilhelm.
1932 para zarpar inciertamente hacia Estados Unidos, país donde enseñó en el Institute for Advanced Study, Princeton, Nueva Jersey, hasta su muerte.


Tomado de "Mi autobiografía" de Charlie Chaplin de donde lo tomó Barry Parker para su libro "El sueño de Einstein"
Charlie Chaplin recuerda una cena en su casa de California, en 1926, en la que estuvieron presentes Einstein, su segunda esposa y otros dos amigos de Chaplin. Durante la cena, la señora Einstein "[le] contó la historia de la manaña en que [Einstein] concibió la teoría de la relatividad». Ella le dijo lo siguiente:
El doctor [Einstein], como de costumbre, bajó en bata para tomar el desayuno, pero apenas probó bocado. Pensé que algo iba mal, así que le pregunté qué era lo que le preocupaba. «Querida - me dijo -, tengo una idea maravillosa». Y tras tomar el café, se dirigió al piano y empezó a tocar. Se interrumpía constantemente, tomaba algunas notas y luego me decía: «tengo una idea estupenda, maravillosa». Yo le dije: «entonces, por el amor de Dios, dime de qué se trata y no me tengas en ascuas». Él respondió: «es difícil, todavía tengo que perfeccionarla».

La señora Einstein contó a Chaplin que Einstein siguió tocando el piano y tomando notas durante media hora aproximadamente, luego subió a su estudio diciéndole que no quería que le molestaran, y permaneció allí durante dos semanas. «Le mandaba todos los días la comida arriba; por la noche solía dar un corto paseo para estirar las piernas y luego regresaba para ponerse a trabajar de nuevo.»
«Finalmente - dijo la señora Einstein - bajó del estudio muy pálido.» «Ya está - me dijo - mientras depositaba, con aspecto cansado, dos hojas de papel sobre la mesa.» Y allí estaba su teoría de la relatividad.
Einstein presentó su teoría durante las tres sesiones siguientes de la Academia Prusiana de Ciencias celebradas en noviembre de 1915. Más tarde habría de recordar este hecho como el momento más feliz de su vida.


FRASES CÉLEBRES

- Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero si no, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío.
- El hombre que ha perdido la facultad de maravillarse es como un hombre muerto.- Debe ser simple para ser cierto. Si no es simple, probablemente no podremos descifrarlo.
- El arte mas importante del maestro es provocar la alegría en la acción creadora y el conocimiento.
- El nacionalismo es una enfermedad infantil. Es el sarampión de la humanidad.
- ¡Triste época la nuestra! Es mas fácil desintegrar un átomo que un prejuicio. 
- El que se erige en Juez de la Verdad y del Conocimiento es anonadado por la carcajada de los dioses.
- La imaginación es más importante que el saber.
- Las proposiciones  matemáticas, en cuanto tienen que ver con la realidad, no son ciertas; y en cuanto que son ciertas, no tienen que ver con la realidad.
-  Lo peor es educar por métodos basados en el temor, la fuerza, la autoridad, porque se destruye la sinceridad y la confianza, y solo se consigue una falsa sumisión.
- Los ideales que han iluminado mi camino y una y otra vez me han infundido valor para enfrentarme a la vida. Han sido la bondad, la belleza y la verdad.
- Nunca pienso en el futuro. Llega enseguida.
- Un estomago vacío no es buen consejero político.
- Una velada en la que todos los presentes estén absolutamente de acuerdo es una velada perdida.
- Sostengo que el sentimiento religioso cósmico es la motivación más fuerte y noble para la investigación científica. (En Ideas y Opiniones. 1954).
- En mis teorías situo un reloj en cada punto del espacio, pero en la vida real apenas puedo permitirme el lujo de comprarme uno para mi casa.
- Debo parecer un avestruz , que esconde eternamente la cabeza en la arena, para no enfrentarme a los malvados cuantos. [A Einstein no le gustaba la naturaleza estadística de la teoría cuántica, por lo que fue dejado de lado por multitud de científicos, dado que por esa época (1954) la teoría cuántica estaba en plena efevescencia]
- Reconozco que son pocas las posibilidades de éxito, pero hay que intentarlo.... es mi obligación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Entradas populares

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.